Pedirán que imputen a César Milani por el delito de «genocidio»

El CeProDH presentará una nueva denuncia contra el jefe del Ejército y solicitará «que se abran los archivos de la represión que poseen las Fuerzas Armadas, el Batallón 601 y la ex SIDE»

El Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH) presentará mañana ante la justicia federal de La Rioja una nueva querella contra el jefe del Ejército, César Milani y pedirá que se lo impute por el delito de «genocidio».

La nueva denuncia parte del caso de Oscar Schaller, un ex periodista del diario riojano El Independiente, que fue secuestrado en 1976 junto a su padre, cuando tenía 19 años. El sobreviviente dijo que Milani fue quien lo interrogó antes de ser liberado del Batallón de Ingenieros de Construcciones 141 de La Rioja.

Schaller radicó una denuncia contra Milani el año pasado, tras reconocer su rostro, algo cambiado por el paso del tiempo, en los medios de comunicación. Ahora, sus abogados pedirán la imputación por el delito de «genocidio».

«A Milani y a todos los represores que identificamos y a los que se identificarán en el caso, estamos pidiendo que no sólo se los impute por los delitos de privación ilegal de la libertad y torturas, sino especialmente por el delito de genocidio. Ellos no cometieron delitos aislados», manifestó a LA NACION Myriam Bregman, una de las patrocinantes de la denuncia junto a el abogado Matías Aufieri.

Adelantó que en la querella solicitará también «la apertura de los archivos de la represión que posee el Estado, los de las Fuerzas Armadas, el Batallón 601 y de la ex SIDE».

LA DENUNCIA

La querella que mañana presentará la CeProDH señala en su texto: «El genocidio es el más grave delito contra la humanidad, el crimen de crímenes, en cuanto no sólo produce múltiples y variados delitos contra los seres humanos sino que, además, busca erradicar grupos humanos en todo o en parte, produciendo profundas consecuencias sociales sobre el conjunto».

Y agrega puntualmente: «El genocidio exige su dolo específico, que precisamente aquí se evidencia: el ataque discriminado contra activistas y adversarios del régimen de facto y a los planes que este quería imponer, como se demuestra en la propia historia de la familia Schaller y de sus compañeros de El Independiente»..

LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *