Preocupa en el gobierno el impacto del crimen del kiosquero de La Matanza en la elección

Poradmin

Nov 11, 2021

En el gobierno temen que el impacto del crimen del kiosquero y las encendidas movilizaciones en reclamo por seguridad en La Matanza tengan un impacto directo en la elección del domingo. Hasta el último fin de semana había un consenso generalizado en el oficialismo de que, a pesar de algunos desaciertos, se habían logrado dar algunos pasos concretos en temas que preocupan al electorado bonaerense, como el caso de la inflación.

Sin embargo, la muerte de Roberto Sabo, el domingo pasado, mientras atendía su kiosco en Ramos Mejía trastocó esa tendencia optimista. El caso ganó los medios y le siguió una fuerte protesta con gases, proyectiles y corridas durante toda la tarde del lunes.

La Ciudad le respondió a Nación que Buenos Aires es más segura que Montevideo y SantiagoLPO DAILYSUSCRIBITEAl suscribirte aceptarás recibir el newsletter de La Política Online. Te podés desuscribir cuando quieras

La reacción del gobierno estuvo lejos de calmar los ánimos. Aníbal Fernández dijo que el problema de la inseguridad es algo a escala mundial y puso el tema en el lugar exacto para que la oposición salga a cuestionar con dureza.

Fuentes del gobierno explicaron a LPO que la inseguridad era el único tema que le faltaba instalar a la oposición a lo largo de la campaña y logró hacerlo faltando pocos días para la elección. En parte, debido al accionar de los funcionarios del gobierno como la decisión de Sergio Berni de enviar decenas de efectivos a Ramos Mejía para impedir la movilización, o las declaraciones de Aníbal, despegándose de su par en provincia.

Dos factores permiten inferir un posible impacto del asesinato de Roberto Sabo: ocurrió en el sprint final donde la gran mayoría de los indecisos definen su voto. El otro punto tiene que ver con el lugar geográfico: que la tragedia haya ocurrido en La Matanza impactó en el Frente de Todos. 

Existe además otros dos factores importantes que permiten inferir un posible impacto del episodio al momento de la elección del domingo: el primero tiene que ver con el momento temporal en que ocurrió el asesinato de Roberto Sabo, esto es en el sprint final donde la gran mayoría de los indecisos definen su voto.

El otro punto tiene que ver con el lugar geográfico: que la tragedia haya ocurrido en La Matanza también fue un impacto para el Frente de Todos. Un territorio que gobierna el peronismo desde el retorno de la Democracia y que supo convertir con el paso de las elecciones en su principal bastión electoral.

El padre de Roberto Sabo en el velorio de su hijo.

Durante la movilización en Ramos Mejía muchos mensajes apuntaban directamente a Fernando Espinoza, el mandamás del distrito. El domingo -día en que fue asesinado Roberto- fue la última actividad pública de Espinoza. Desde entonces desapareció de la agenda pública.

Aníbal cruzó a Berni por el operativo en Ramos Mejía: «Nunca voy a estar del lado de la represión»

El miércoles, municipio difundió un comunicado en el que responsabilizó al gobierno de Cambiemos por la inseguridad en ese municipio. Según detallaron, hasta 2015 había en La Matanza 5.300 policías, 150 zonas de patrullaje y 1.000 gendarmes. Sin embargo, a fines del 2019 por decisiones del gobierno nacional y provincial se redujo a 3.300 policías, 36 zonas de patrullaje y ningún gendarme.

Claro que la posibilidad de que el episodio de La Matanza influya directamente en el electorado es una cuestión de sensaciones toda vez que no existen estudios de opinión específicos sobre ese tema.

Otras voces sostienen que más allá de la tragedia humana, el episodio no tuvo un impacto público tan grande como para cambiar el voto de la gente. Sí coinciden todas las fuentes consultadas que con la tragedia el gobierno sumó un nuevo revés y sigue detrás de una agenda que no es propia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *