Las causas de Cristina, las presiones del FMI y los funcionarios del ajuste

Poradmin

Sep 20, 2021

¿No resulta llamativo que continúe en Trabajo, Claudio Moroni, amigo y socio de Alberto Fernández que sistemáticamente actuó en favor del retraso de los salarios y que cuenta con el repudio generalizado de los trabajadores, excepción hecha del sector de los “gordos” encabezado por Héctor Daer y que se ha caracterizado por su colaboracionismo constante, tanto durante el gobierno de Mauricio Macri como del actual?

El ala económica liderada por Martín Guzmán y Matías Kulfas también se mantuvo intacta. Se trata de dos de los ministros más cuestionados por el cristinismo. El primero ha sido señalado por las condiciones que está dispuesto a firmar con el FMI y los ajustes realizados durante el primer semestre de este año, a punto tal de ser definido en el Frente de Todos como “el ministro del FMI”. También –a consecuencia de las políticas restrictivas implementadas- se lo ha presentado como responsable principal de la catástrofe electoral de las PASO. Fernanda Vallejos lo descalificó en duros términos, mientras que Cristina terminó comunicándose con él para aclararle que no había pedido su cabeza, en una actitud que sorprendió a casi todos.

En el caso de Kulfas los cuestionamientos internos han sido constantes, sobre todo por su insistencia en beneficiar a las grandes corporaciones, repartiendo sólo algunas migajas entre las pymes. Tampoco fue capaz de generar ningún plan de inversiones ni de crecimiento económico.Te puede interesar:
Aníbal Fernández fue a Casa Rosada con una camioneta que debe 560 mil pesos en infracciones

MoroniGuzmán y Kulfas han sido los principales defensores de la política de mantener los salarios planchados y declinantes frente a la inflación, de mantener el déficit cero en plena pandemia y de alentar una rendición incondicional con el FMI.

Señalados como principales responsables de la derrota en las PASO, los tres continúan en funciones. ¿Sostenidos por el FMI?

Hemos visto como Cristina cambió drásticamente su posición sobre las partidas excepcionales que el FMI giró a los países miembros para crear fondos anti-pandemia. De afirmar a rajatabla que debían orientarse a financiar la post pandemia y la recuperación económica a aceptar mansamente la tesis de que debían destinarse a pagar los vencimientos con el organismo de crédito internacional.Te puede interesar:
El día en que Aníbal Fernández escapó de la policía en el baúl de un auto

¿Hubo rendición de Cristina ante el FMI? ¿Habrá incidido en algo su frágil situación judicial?

Volviendo a la nueva composición del gabinete, podríamos preguntarnos si las nuevas designaciones corresponden a una decisión de orientar las políticas en un sentido más próximo al programa que llevó a la presidencia al Frente de Todos, incorporando a cuadros prestigiosos y ya probados en la gestión, o bien solamente constituyen un mascarón de proa para disimular la magnitud de las concesiones y del ajuste salvaje que se realizarán siguiendo los términos impuestos por el FMI.

Queda en claro que quienes sean visualizados como firmantes de dicho acuerdo quedarán incinerados ante la sociedad argentina y le abrirán las puertas de la presidencia en el 2023 a la coalición opositora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *