Larreta concede PASO y busca calmar a UCR porteña de efecto Manes

Poradmin

Jul 8, 2021
Una reunión de representantes de las distintas agrupaciones que conforman Juntos por el Cambio tuvo una ausencia sugestiva y a la vez una confirmación sobre la disputa electoral. Faltó Martín Lousteau, de quien asegura no está con su mejor humor por el armado de listas que está bordando Horacio Rodríguez Larreta. Inclusive, aseguran, que eludió una foto con María Eugenia Vidal, el viernes tras confirmarse que Patricia Bullrich abandonaba esa pelea por el primer renglón de las candidatura. Es el humor del radicalismo porteño por estas horas.

En esa tenida, lo nuevo es que la mayoría allí se manifestó conforme con que la agrupación de Ricardo López Murphy integre la alianza y que además, como anticipó este diario, compita en las PASO. Es decir, finalmente Larreta acepta las primarias, aunque es comprensible que las rechazara cuando la puja sería dentro del mismo PRO. Ahora, la idea de que el economista reclute adhesiones de los desencantados del apartamiento de Bullrich y de porciones de liberales, atrae al jefe de Gobierno y sus aliados.

Larreta mismo se encontraba con el candidato liberal al mediodía de ayer para confirmarle el aval a que compita en las primarias de septiembre y además ya estipularon condiciones: para entrar en el D’ Hondt de reparto de candidaturas deberá obtener un piso del 15% de los votos que reúna la alianza Juntos por el Cambio en su conjunto, o el nombre que lleve. Es que, Larreta insistirá con una nueva marca para la competencia. De por sí, en la Ciudad, Juntos por el Cambio es en realidad “Vamos Juntos”, maquillaje preelectoral, en definitiva.

Donde se respiraba con pausas, para bajar la efervescencia, en cambio fue en el Comité Capital del radicalismo, ayer, en medio de corrillos por la confección de la oferta electoral. El experimento Facundo Manes en la provincia de Buenos Aires, sacude al ala porteña de la UCR que anima la candidatura de Martín Lousteau, ya no para este turno específicamente sino para 2023. No lograron convencer al senador que se sume a la disputa electoral, al mismo tiempo que la mayoría de los dirigentes impulsan a los radicales porteños a que imiten el armado de provincia de Buenos Aires. Pero, Lousteau no quiere dejar la banca de senador para competir en la Ciudad por una butaca en Diputados. Afirman que cree que así estaría haciendo algo similar a lo de María Eugenia Vidal quien cruzará nuevamente de geografía. Disgusta ahora que la postulación de la exgobernadora se entienda como una validación de su candidatura al 2023, en principio a la jefatura de Gobierno, como heredera del PRO. En cambio en el mismo camino, Lousteau dejaría pasar el turno. Es una carrera que tendría prometida el radical, quien en su momento casi logra imponerse a Larreta cuando compitió por ese sillón y el jefe porteño lo consiguió por tres puntos de diferencia.

Rechaza a su vez ese radicalismo que Lousteau acepte un ofrecimiento de Larreta. Se trata de disponer de una dependencia de la sede del Gobierno de la Ciudad, en el barrio de Parque Patricios, una oficina para que el senador que acude a menudo allí, tenga un lugar de trabajo. Sonó incómodo en el Comité Capital una situación de ese estilo.

Así, Larreta no termina de ordenar la interna, con su socio mayor a disgusto en una pulseada en la que se propone revitalizar el protagonismo dentro de la alianza y en una elección en la que espera renovar tres bancas en Diputados nacionales y otro tanto en la Legislatura de la Ciudad, como mínimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *