Para The New Yorker, «la era de los Kirchner termina en Argentina»

ELECCIONES 2015.La revista norteamericana publicó un artículo donde analiza el escenario político argentino, habla de la «polémica» Presidenta y de un Scioli «sólo y debilitado».

La prensa del mundo tiene la mirada puesta en la Argentina, así se vio el lunes cuando varios medios reflejaron la elección presidencial, con un ajustado triunfo del oficialismo que abrió un escenario de balotaje.

Ahora, The New Yorker publicó un artículo centrado en el fin de ciclo. «La era de los Kirchner termina en la Argentina» es el título que eligió el periodista Jonathan Blitzer donde habla de una «polémica Presidenta» y la difícil  elección por delante que tiene el Frente para la Victoria con Daniel Scioli a la cabeza.

La prestigiosa revista norteamericana volvió a referirse a nuestro país, luego de la publicación sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman y el impacto en el Gobierno, tras una extensa charla de un enviado con la Presidenta donde aseguraban que se había vuelto «más dictatorial».

«Scioli ganó las elecciones del domingo por un margen muy estrecho y, como resultado, entró a duras penas en la segunda vuelta mostrándose sólo y debilitado», analiza el periodista. Y continúa: «Scioli no se hizo ningún favor a sí mismo en la noche de las elecciones. Cuando, unas dos horas unas dos horas antes de que se anunciaran los resultados, comenzó a atacar a su principal rival, el jefe de gobierno conservador de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, parecía estar dando un discurso de prematura concesión», en referencia a la segunda vuelta.

A 42 días de la sucesión de Cristina Kirchner, que se definirá entre el FpV y Cambiemos, el periodista habla también que «la verdadera muestra de la debilidad de Kirchner, es sin embargo, puede ser que ella nunca tuvo un sucesor adecuado en primer lugar».

«Es difícil, incluso ahora, definir qué es el kirchnerismo exactamente. Después de los últimos ocho años, parece ser una mezcla de populismo, elementos de progresismo genuino, feroz partidismo, nacionalismo económico y la astucia política», sostiene el artículo.

Otro tema caliente que toca el artículo, es sobre la difícil relación -que siempre tuvieron- Cristina y Scioli, que pareció limarse con la consagración de la fórmula con Zannini, pero que volvió a quedar expuesta tras los comicios.

«Algunos analistas sostienen que sus objetivos  (los de CFK) en estas elecciones fueron maquiavélicos desde el principio: que tenía la intención de entregar el mando a un sucesor que llegaría a la presidencia con un mandato limitado con el que hacer frente a una economía cada vez más intratable», analiza.

Y remata: «Esto no parece improbable tras el domingo y podría fortalecer a Kirchner si quiere volver al gobierno. (Y una victoria de Macri, después de todo, podría no ser lo peor para ella). Aún así, sus bastiones de apoyo dentro del partido Peronista tendrán que adaptarse a la vida sin ella, si ella planea o no postularse de nuevo dentro de cuatro años».

La negociación con los fondos buitre es una marca de las diferencias entre el gobernador bonaerense y la jefa de Estado, analiza el Yorker. La «causa célebre populista» que encarna Cristina, contrasta con «el gradualismo y moderación» Scioli.

«Decidirse por Scioli fue una especie de derrota para Kirchner, porque él era el único candidato que podría ser tanto nominalmente leal a ella y ganar una elección», continúa el texto que termina con una definición: «Usted pensaría que un caudillo nunca tiene que hacer concesiones, pero estaría equivocado», concluye.

Fuente: Clarin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *