Encuentran más evidencia del atacante del tren con el terrorismo yihadista

Internacional 0 Comment

El presunto terrorista marroquí Ayoub El Kazzami.

Los investigadores las hallaron en su teléfono celular.

Descalzo tras perder los zapatos cuando lo controlaron los pasajeros en pleno ataque ,delgado y alto, con los ojos vendados y un piyama azul de hospital, el presunto terrorista marroquí Ayoub El Kazzami ingresó en la tarde del martes al palacio de justicia en París, con fuerte custodia. Aun en detención provisoria hasta casi la medianoche, iba a escuchar, en boca de un juez de instrucción, que cuando apareció en el vagón numero 11 del tren de alta velocidad Thalys entre Amsterdam y París el viernes pasado , su intención “era un ataque donde pudiera matar a la mayor cantidad de gente posible”, “en un objetivo determinado y premeditado”.

En su teléfono se encontró “evidencia de su vínculo con el terrorismo islámico” y mientras se preparaba para el ataque , estaba mirando en su teléfono un video con cantos de la Yihad Islámica en Siria. También en su equipaje se encontró una botella de 50 centilitros de combustible, que los investigadores sospechan que serviría para incendiar los vagones del tren. Paradójicamente, la cuenta de Facebook del sospechoso fue desactivada el sábado, cuando él ya se encontraba detenido. Un indicio de que tiene cómplices.

Una información judicial ha sido abierta por la procuraduría de París por “tentativa de asesinato en relación con una organización terrorista”. Un paso necesario para que salgo del status de “garde a vue” o detención preventiva para ser examinado por el magistrado. La fiscaliza ha pedido cinco días más de detención provisoria.

Desde el viernes al sábado, el sospechoso mintió reiteradamente sobre su identidad, sus intenciones e insistió con su teoría que era un “homeless” sin trabajo, que vivía en el parque cercano a la estación de Bruselas de Cherche Midi y encontró un bolso cargado con armas y municiones. Sus compañeros de pobreza en el parque lo convencieron de subir al tren y robar a los pasajeros, según su versión oficial contada por su abogada.

No es la teoría que apoyan los investigadores. Tras los interrogatorios y antes que el domingo decidiera no colaborar mas y cerrara su boca, el ataque al Thalys 9364 fue “premeditado”, como dijo el procurador de la república Francois Molins en una conferencia de prensa el martes a la tarde en París.

Entre los nuevos elementos encontrados descubrieron que el fusil de asalto AKM proviene de Alemania del Este, tiene un calibre 7,62 y estaba compuesto de piezas de diferentes armas y no de un Ak-47, como inicialmente se supuso.Su arsenal era letal: estaba compuesto de nueve cargadores, es decir 270 municiones, una pistola automática Luger M80 y un cargador y un Cutter, que puede funcionar como una filosa navaja, como el que usaron los terrorista del 11 de septiembre en su ataque en los aviones entre Boston y Nueva York.

Los fiscales notaron que la línea de teléfono utilizada por El Kazzanhi había sido activada ese mismo dia. Consideran que actúo con cómplices, que habrían pagado el pasaje de 400 euros en primera clase. Hoy están buscando a esa eventual red, sus fuentes de financiamiento y sus lazos.

Hasta ahora el Kazzanhi niega haber llegado a Turquía. Pero la investigación ha encontrado su reserva de avión entre Berlín y Estambul el 10 de mayo del 2015. El regreso a Europa fue en un vuelo proveniente de Antakya, una ciudad próxima de la frontera Siria, según el procurador de París.Exactamente un vuelo Antakya-Tirana en Albania, vía Estambul, según el procurador general de París.

Los investigadores creen que viajo a Siria e Irak , donde habría sido entrenado. Pero él reconoció haber vivido cinco o seis meses en Aubervilliers, en el 2014, en Francia, donde se habría radicalizado. Había sido contratado por el operador de telefonía celular, Lycamobile. Su ex empleador dijo que fue un “muy buen empleado”, despedido porque no tenia los papeles legales para trabajar en Francia. Pero en el barrio en Francia lo recuerdan con sus ropas salafistas, el shawar Kameez paquistaní que le cubría todo y su cofia islámica, como un ultrarradical.

Durante los interrogatorios, El Kazzanhi, que es residente español pero nació en Marruecos hace 25 anos, admitio paso sus últimos seis meses en Bélgica, en Alemania, en Austria, en Francia y en Andorra, siempre desplazándose en tren. Se excusó en que no habla francés y forzó a incorporar a un traductor a la investigación.

La policía en Bélgica permitió establecer que “muy recientemente” vivió en la casa de su hermana en Molenbeek Saint Jean, cerca de Bruselas. Su hermana se presento espontáneamente a la policía. Ella se llama Umm Badr y ha apoyado grupos jihadistas en las redes sociales. También allanaron la casa de un amigo del sospechoso.

Fuente: Clarin

Related Articles

Leave a comment

Search

Noticias Baires 2018 . Todos los derechos reservados

Back to Top