Dos senadores complican los cálculos oficialistas y opositores de la votación del 82% móvil

Política 0 Comment

El correntino de la UCR José María Roldán y el chubutense kirchnerista Marcelo Guinle votarían a contramano de sus respectivos bloques en la próxima sesión del Senado, donde se debatirá la reforma jubilatoria.
Mientras Guinle busca enviar gestos de sintonía al gobernador de Chubut, Mario Das Neves, para sucederlo en el cargo, Roldán presiona al bloque de la UCR para que el senador y presidente del partido, Ernesto Sanz, levante la intervención del Comité radical de Corrientes.

Guinle ya anunció y ratificó varias veces que el próximo miércoles votará a favor del proyecto que fija las jubilaciones en el 82 por ciento del sueldo mínimo y con esta postura complicó al presidente del bloque kirchnerista, Miguel Ángel Pichetto, que intentará rechazar la iniciativa resistida por el Gobierno.

En el bloque kirchnerista consideran que el voto de Guinle es una «pérdida importante», dado que Pichetto podría no contar con el número de voluntades necesarias para rechazar el proyecto.

Con esta postura, el senador chubutense se muestra más cerca de Das Neves, quien reforzó su discurso antikirchnerista en el marco de su campaña presidencial, mientras evalúa quién será el mejor candidato para ocupar su lugar en la Gobernación.

Guinle pretende que Das Neves bendiga su candidatura, para aventajar a los intendentes de Comodoro Rivadavia, Matín Buzzi, y de Trelew, César Mac Karthy, quienes también tienen aspiraciones electorales y gozan de buena relación con el gobernador.

No obstante, el senador por Chubut se pronunciar en favor del proyecto durante la votación en general, pero tratará de introducir modificaciones en lo respectivo al financiamiento del aumento jubilatorio, durante la votación en particular.

En tanto, Roldán se diferenció del resto de la oposición al sostener que podría votar en contra del proyecto, a pesar de que el grueso del bloque radical buscar convertirlo en ley el próximo miércoles.

Si bien la oposición podría contar con el número necesario de votos para aprobar la iniciativa, corre el riesgo de no llegar a los 37 senadores necesarios para reunir el quórum y poder sesionar, en caso de que Roldán extreme su postura y ni siquiera baje al recinto cuando se convoque a la sesión.

En el bloque de la UCR que preside Gerardo Morales, interpretan que la movida de Roldán es una presión para que Sanz levante la intervención del Comité radical de Corrientes.

Sin embargo, el senador y presidente del radicalismo no dio muestras de esto aunque sí le envió un gesto de buena voluntad a Roldán, al cambiar a los interventores del comité correntino, que desde el 4 de octubre quedó en manos de los legisladores chaqueños Carlos Urlich y Victor Maldonado.

Esto no habría sido suficiente para Roldán, aunque también trascendió que el senador quiere que Sanz lo ayude a quitarse de encima algunos inconvenientes judiciales que tendría en Corrientes.

Al no contar con el voto de Guinle, el kirchnerismo espera que Roldán no baje al recinto y deje a la oposición sin quórum, lo que haría caer la sesión.

Ese es el escenario que ambos senadores le impusieron al oficialismo y la oposición, que tendrán como única opción disuadir cada uno a su senador, aunque hasta el momento, sus posturas se mantienen firmes.

Fuente: NA

Related Articles

Leave a comment

Search

Noticias Baires 2018 . Todos los derechos reservados

Back to Top