Confirman el procesamiento al dueño de un boliche por matar a un futbolista

Sin categoría 3 Comments

La Cámara Penal de Apelaciones confirmó el procesamiento de Daniel Angel Lungo como autor material del asesinato del joven futbolista Pablo Conti, hecho ocurrido el pasado 6 de marzo en la puerta del boliche Galileo, en la localidad de Pérez. La Sala III le dio la razón al juez de Instrucción Juan Andrés Donnola, quien hace cinco meses había procesado al bolichero de 41 años por homicidio simple. Los camaristas consideraron que el crimen ocurrió en un ataque provocado por el dueño del local, quien salió armado del lugar tras una discusión inicial para increpar a la víctima y terminó apuñalándola en el corazón. La defensa de Lungo apeló haciendo hincapié en que el crimen aconteció en el contexto de una riña y que “no hubo una valoración justa de lo ocurrido”, pero el pedido no fue concedido. Así, Lungo seguirá preso y se mantiene el embargo de 200 mil pesos sobre sus bienes.

Con los votos favorables de los camaristas Otto Crippa García y Ernesto Pangia, y la abstención de Adolfo Prunotto Laborde, los miembros de la Sala III confirmaron el procesamiento contra el bolichero Daniel Lungo por homicidio simple, un delito que prevé de 8 a 25 años de prisión. La ratificación de los considerandos del juez Donnola dejó firme también el procesamiento de Josué Testa, de 29 años y socio de Lungo, por lesiones leves. Y le trabó un embargo de 10 mil pesos. Testa está en libertad ya que para Donnola, si bien golpeó la cabeza a la víctima antes de que la maten, no actuó en el acto homicida.

Desde que se concretó, el homicidio de Pablo Conti, un jugador de fútbol que se desempeñaba en la liga regional cordobesa (ver aparte), estuvo plagado de controversias entre las dos partes en pugna. El caso conmocionó y dividió aguas en la localidad de Pérez y se realizaron varias marchas en reclamo de Justicia. Es que las dos familias involucradas son reconocidas en la vecina localidad. Mientras el padre de Lungo es el único cirujano del pueblo, propietario de una clínica y forense policial, los Conti siempre estuvieron ligados a la historia del tradicional club Mitre.

Los hechos. De acuerdo al texto judicial del procesamiento, el hecho ocurrió a las 5.30 del 6 de marzo pasado en la esquina del boliche Galileo, en Belgrano y 9 de Julio de la vecina localidad, y se desgranó en varios sucesos. Todo comenzó con una discusión entre Lungo y José Bella, un amigo de Pablo Conti dentro del mismo local bailable. Ese incidente menor cesó cuando encargados de seguridad sacaron a los visitantes del lugar.

Posteriormente, se generó una gresca fuera del boliche de la que participaron Bella y Lungo. Y, según algunos testigos, el comerciante ya entonces exhibió un arma blanca. Todo indica que Bella tenía la pelea con Lungo controlada cuando del boliche salieron varios patovicas y amigos de Bella que los separaron.

Entonces, Conti, Bella y sus amigos se quedaron en la plaza que está frente a Galileo mientras que Lungo entró al local. Pero a los pocos segundos el empresario salió escoltado por un grupo de allegados y patovicas y se les fueron encima a sus rivales. Ahí Testa golpeó al futbolista en la cabeza y “Lungo decidió atacarlo con una navaja o cuchillo que le provocó una sola herida en el ventrículo derecho, que lo desangró en pocos minutos”, según se lee en el fallo.

En segundos, con ese cuchillo, el dueño del boliche también atacó a un amigo de Conti, José L., de 29 años, a quien le seccionó parte de un dedo y le aplicó un puntazo en la espalda. Después sobrevinieron el caos y los destrozos no sólo en el frente del boliche sino también sobre los vehículos de los agresores, que quedaron destruídos.

En su resolución de julio pasado, el juez Donnola descartó que Lungo haya actuado en legítima defensa y entendió que fue él quien provocó la segunda pelea, en la plaza. Y el hecho de que la puñalada le fuera aplicada a la víctima en una zona letal, para el magistrado fue una prueba de la intención homicida.

Argumentos. Con el dictado del procesamiento, los abogados Germán Mahieu y Marcos Cella, defensores del bolichero, apelaron la medida bajo el planteo de que existieron dos peleas y no una como referencia el fallo. Que cuando ocurrió el crimen Lungo estaba siendo golpeado por varios hombres que formaban parte de una patota en la que estaba Conti. Que su cliente “es un hombre de bien” y que “no es el pretendido homicida que quieren hacer creer”. Además, aseguraron que a Conti lo apuñaló otra persona.

“Para nosotros quedó acreditado en la causa que a Lungo le estaban pegando entre varios antes de que ocurriera el crimen y que él se defendió, no le quedaba otra alternativa”, dijo Cella a La Capital en aquella oportunidad.

La resolución.”La defensa ha tratado fundamentalmente de presentar a la víctima como un sujeto indeseable, a los testigos como fabuladores y al imputado como una inocente víctima”, puede leerse en el dictamen de confirmación dictado por la Cámara Penal. En otro punto el escrito, los magistrados hacen referencia a que la versión defendida por los abogados de Lungo fue jaqueda por su propio socio, Josúe Testa. “El coimputado Testa, íntimo amigo y socio, indica que él estaba cerca de Lungo y Conti, pues había ido a defender a su socio de los golpes que estaba recibiendo, y que vio cuando Lungo le pega con una navaja a Conti. Amplió luego diciendo que Daniel le pegó un puntazo a Pablo, para también decir más tarde respecto a Lungo: «levanto la vista y veo el facazo»”, reproduce el fallo el testimonio de un hombre clave en la causa.

Respecto al contexto en el que se generó el homicidio, la resolución dice que “tras la inicial disputa, (Lungo) salió nuevamente del local, presuntamente con la navaja, a enfrentar a los que estaban afuera y entre los que se encontraban Conti, con el que ya había tenido una disputa agresiva. Por lo que no puede invocarse en su caso la legítima defensa, desde que quien se arma para salir a pelear, se coloca indebidamente en una posición por la que se prepara y dispone al enfrentamiento, provocando la agresión, para eventualmente utilizar la situación objetiva de defensa, como un pretexto para realizar o acometer un ilícito”.

Finalmente, el texto de los camaristas agrega: Lungo “se coloca dolosamente en una situación de peligro, para poder a su vez atacar. A más de la irracionalidad del medio empleado, cuando estaba la disputa con los puños y estaba ayudado por la policía y por personal de seguridad, ya que si así no fuera, no se entiende la mención de una gresca entre los amigos o el grupo de Conti”.

Fuente: La Capital.com.ar

3 Comments

  1. NoffadenseCon 8 diciembre, 2010 at 7:45

    Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo 🙂

  2. CinaInsak 9 diciembre, 2010 at 8:43

    Buen articulo, estoy de acuerdo contigo aunque no al 100%:)

Leave a comment

Search

Noticias Baires 2018 . Todos los derechos reservados

Back to Top