La Legislatura porteña aprobó el Presupuesto 2012 y el aumento del ABL

Política 0 Comment

La Legislatura porteña le aprobó a Mauricio Macri todo lo que quería: el Presupuesto 2012, el aumento de la tasa de ABL y la autorización para disponer de casi 500 millones de pesos del Banco Ciudad.

Pero no todo fue así de fácil para el PRO, que vivió momentos de desesperación durante la tarde. Con el Presupuesto abrochado en la previa, desde temprano el macrismo estuvo cortando clavos para alcanzar los 31 votos necesarios para aumentar el impuesto. Pese a que estaba anunciada para las 16:30, la sesión recién comenzó pasada las 20 y estuvo a punto de caerse por esas dificultades.

El dramatismo creciente de la sesión, que duró hasta la madrugada, quedó en evidencia cuando el jefe de bloque del macrismo, Cristian Ritondo, cruzó el recinto para hablar con su par de la Coalición Cívica, Fernando Sánchez, y en pleno debate abandonaron juntos el hemiciclo.

Es que Sánchez, que inicialmente había comprometido su respaldo al aumento del ABL, amagó con rechazarlo. Y sin el apoyo de los diputados de la UCR y del habitual aliado Diego Kravetz, al PRO le faltaba un voto para aprobar el aumento.

En ese marco comenzó a correr por los pasillos la posibilidad de que el jefe de bloque de Proyecto Sur, Fabio Basteiro, fuera quien le diera el PRO el voto decisivo, lo que incluso motivó versiones de una ruptura inmediata de la bancada del partido de Pino Solanas.

Aparentemente, los diputados de la oposición que habían comprometido su respaldo al macrismo, renovaron a último momento sus exigencias para apoyar la suba.

Pero luego de la reunión de Ritondo y Sánchez, la Coalición Cívica se volcó de manera unánime –como no venía sucediendo desde hace varias sesiones– a favor de la suba del ABL. Con el apoyo del socialista Julián D´Angelo, que se opuso al Presupuesto pero avaló el aumento del impuesto, el PRO alcanzó los números necesarios para aumentar el impuesto. Luego le sobrarían dos votos.

Las votaciones

En primer lugar, el PRO logró aprobar la autorización para disponer de los fondos del Banco Ciudad con el aval del kirchnerismo. Con 42 votos a favor y 13 en contra, se sancionó la ley por la que el Ejecutivo dispondrá de casi 500 millones de pesos que deberá destinar a las áreas de educación, vivienda y salud.

Por pedido de Cabandié, no se amplió el directorio como buscaba el PRO. Eso provocó la ira del legislador del GEN, Martín Hourest, que esperaba desembarcar en esa nueva silla creada en el directorio de la entidad financiera que preside Federico Sturzenegger.

A continuación, se aprobó la reforma del Código Fiscal, que entre sus artículos contempla la suba de un promedio del 66 por ciento de la tasa de ABL. Para aprobar en particular los artículos relacionados a la suba del ABL, además de los 24 votos del PRO, se sumaron los seis de la Coalición Cívica, el socialista D´Angelo y la habitual aliada macrista Mónica Lubertino, del denarvaísmo.

También se sumó el compañero de bancada de Kravetz, Raúl Fernández, que como anticipó LPO desembarcaría en el directorio del Banco Ciudad con la venia del PRO. El macrismo canjeó con el PJ sobre la marcha un artículo en la modificación del Código Fiscal que les da un beneficio impositivo a los taxistas. No es casual que el diputado Claudio Palmeyro responda a Omar Viviani, el líder de los taxistas.

Por último, con el apoyo del kirchnerismo y otros bloques, el PRO consiguió aprobar en general el Presupuesto 2012 diez minutos antes de las 2 de la mañana. La votación fue de 38 votos positivos (PRO, UCR, Frente Progresista y Popular, Unión Federal y Juan Pablo Arenaza de la CC), 7 negativos (Proyecto Sur, MST y GEN) y 10 abstenciones (SI, Nuevo Encuentro, Encuentro Progresista y CC).

Tensión

El marco de inusitada tensión se acrecentó cuando el titular del cuerpo, Oscar Moscariello, tuvo un duro cruce con empleados del Banco Ciudad que se colaron en el palco de prensa y comenzaron a insultar al macrismo.

Los trabajadores del Banco se quedaron durante toda la sesión y estallaron de furia cuando el presidente del interbloque K, Juan Cabandié, anunció que votaría a favor del proyecto que autoriza al Ejecutivo a disponer de los fondos de la entidad financiera.

Mientras Cabandié explicaba su posición, los trabajadores le gritaron de todo –“vendiste el banco por un cargo”– y luego lo esperaron en el pasillo, donde casi se agarran a las trompadas.

Fuente: lapoliticaonline

Related Articles

Leave a comment

Search

Noticias Baires 2018 . Todos los derechos reservados

Back to Top