Batakis lo hizo: Alberto cenó con CFK en Olivos, con sabor a nada

Poradmin

Jul 5, 2022

Luego de consensuar la designación de Silvina Batakis al frente del Ministerio de Economía, el presidente Alberto Fernández y su vice, Cristina Kirchner, se reunieron el lunes en la Quinta de Olivos con el objetivo de limar asperezas tras la salida del ministro de Economía. La titular del Senado llegó a la residencia presidencial a las 21.15 y cenaron ellos dos solos, algo que no ocurría desde hace tiempo. De hecho, la última vez que se vieron las caras fue hace más de un mes cuando compartieron el acto por los 100 años de YPF.

Fueron más de dos horas en las que el clima frío y de tensión primó en el ambiente. Las diferentes miradas sobre la situación económica del país y la salida de la crisis sigue siendo un punto nodal de conflicto entre el Presidente y su Vicepresidenta.

Sobre le mesa expusieron sus diferencias en torno al gasto público. Cristina Kirchner insiste con que debe ser expansivo sin importar que no se cumpla la meta acordada con el Fondo Monetario Internacional; mientras que Alberto Fernández sigue sosteniendo que el gasto mueve la economía pero que Argentina debe respetar lo pactado con el organismo multilateral de crédito.

Cristina volvió a reclamar al Jefe de Estado que el manejo de los planes sociales esté a cargo de intendentes y gobernadores, que la asistencia estatal deje de ser tercerizada a través de las organizaciones. Planteo que fue objetado por el mandatario que cuenta con el respaldo del Movimiento Evita, que conducen Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro, quienes se encuentran enfrentados por la titular del Senado.

Desde el sector oficialista, confían en que a partir de este encuentro puedan acercar posiciones entre ambos referentes del Frente de Todos para definir acciones para atender las dificultades económicas que atraviesa el país y también para acortar las internas que hay dentro del partido.

De hecho, el lunes el senador formoseño José Mayans, jefe del interbloque del oficialismo en la Cámara alta sostuvo que «ahora es momento de bajar los desencuentros”.

Sin precisiones sobre el encuentro de las cabezas del Gobierno, Gabriela Cerruti, portavoz de la Casa Rosada, reconoció que tras el contacto telefónico se reactivaron los canales de diálogo y que los mandatarios acordaron quedar en contacto.

“Van a continuar conversando. Entiendo que el punto era: ‘Resolvamos esto y después seguimos hablando del resto’”, dijo la vocera. Así, abrió la puerta a posibles cambios en otras áreas de la gestión.