Ritondo: “Vidal ha demostrado tener un coraje como pocos en la Argentina”

Ritondo: “Vidal ha demostrado tener un coraje como pocos en la Argentina”

Política 0 Comment

El ministro de Seguridad bonaerense y precandidato a diputado nacional defiende enfáticamente la gestión de la gobernadora bonaerense y afirma que los que gobernaron 28 años la provincia la dejaron “destruida, quebrada”, y ahora “están todos juntos de nuevo” y quieren volver.

Por José Angel Di Mauro

Tan bien lo conoce y aprecia María Eugenia Vidal que lo eligió allá por 2015 como compañero de fórmula. Por entonces, ganar en la provincia de Buenos Aires era una posibilidad muy lejana, pero así y todo los socios radicales elevaron su protesta y Cristian Ritondo terminó cediendo su lugar a Daniel Salvador. Ya gobernadora, Vidal le asignó un cargo muy complicado, nada menos que el área de seguridad, de donde al cabo de tres años y medio emerge fortalecido, al punto tal de haber sido elegido para encabezar la lista de candidatos a diputados nacionales del oficialismo en la provincia de Buenos Aires y, si Mauricio Macri es reelecto, es el señalado para comandar la futura Cámara de Diputados, sucediendo a Emilio Monzó.

Hoy con el traje de campaña puesto, Cristian Ritondo es áspero para referirse a la oposición peronista, a los que se refiere con un despectivo “ellos”. Así los menciona cuando habla de quienes “no se animaron a enfrentar” a las mafias, y a los que endilga haber dejado a “la provincia destruida”.

No es más contemplativo con Axel Kicillof, el desafiante de María Eugenia Vidal, del que advierte que “no conoce la provincia de Buenos Aires”.

El siguiente es el diálogo que mantuvo con parlamentario.com.

– ¿Cuál fue la herencia recibida en el área seguridad?

– No había reentrenamiento, ni capacitación de los policías, una escuela de policía en donde se recibían a los 4 o 5 meses y salían a la calle… Mil patrulleros de los cuales muchos gran parte se habían entregado durante la campaña y estaban sin pagar; los chalecos lo mismo; las pistolas que se habían comprado para los policías estaban sin pagar; un área de emergencia y de defensa civil sin ninguna dotación ni de personal, ni de camionetas, ni de elementos; nulo control en las áreas de seguridad privada… Asuntos Internos manejado por la propia policía; en el ministerio no había Internet; comunicaciones que no eran encriptadas; un 911 que se promocionaba, pero solo llegaba a 4 de 10 bonaerenses… Y podría seguir enumerando…

– ¿Qué pasaba con las policías locales?

– Hubo una irregularidad absoluta, porque la excepción no fue la regla. No tener un examen de ingreso hacía que el que se anotaba salía policía a los 5 meses, muchas veces sin haber efectuado la cantidad de tiros que debían disparar, y eso nos costó que tuvimos que sacar de la fuerza a casi 3.000 policías que no tenían secundario terminado, que no estaban bien psicológicamente… Habían ingresado policías de hasta 39 años en las policías locales. Otro tema era una cuestión vocacional: cuántos terminaron siendo como una salida laboral y no con vocación de policías. Y ese policía el día que estaba en la calle tenía que saber manejarse contra la delincuencia sin conocimiento suficiente, porque no estaba entrenado. Y lo vimos después, cuando nosotros empezamos a hacer el entrenamiento de armas: no sabían desarmar su arma, no sabían cómo tirar.

– La oposición viene acusando al gobierno bonaerense en general y a la gobernadora en particular de ser “insensible”. ¿Qué les responden ustedes?

– Que a veces los escucho y pareciera que no conocieran lo que pasaba en la provincia de Buenos Aires. Me parece que la General Paz era un limitante para ellos. Pasamos de la oscuridad de una provincia donde miraban para otro lado en las luchas contra las mafias, el narcotráfico y la corrupción, a una provincia que se pone de pie y da peleas que nunca se dieron. ¿Qué era ser insensible? ¿Meterlo preso al “Pata” Medina o compartir un acto con él? ¿Qué es la insensibilidad? ¿Tener los búnkers de droga a la orden del día y decir que la droga está de paso, o dar una pelea frontal? ¿Qué es ser insensible? ¿Tener comida sin ningún control en las escuelas y que no alcanzara, y deberle a los proveedores durante un año, o poner comida de calidad, supervisada, con desayuno, almuerzo y merienda? La verdad que eso no lo creen los bonaerenses, es subestimar a los bonaerenses que la conocen a la gobernadora… Y también los conocen a ellos.

– ¿Cuál es la autocrítica que puede hacer a nivel nacional? ¿Qué es lo que les falló?

– Yo creo que el presidente lo dijo: subestimamos que podíamos enderezar la economía, y después no solamente dependemos de hechos locales, sino también de haber tenido la peor sequía, de un contexto internacional que complicó a la Argentina, y haber creído que íbamos a enderezar mucho más rápido la economía. De lo que sí estoy seguro es que si no íbamos a fondo como fuimos esta vez, éramos Venezuela en todo sentido. No me cabe ninguna duda.

– ¿Puede disminuir la inseguridad cuando la pobreza experimenta un incremento tan elevado como consecuencia de la crisis económica?

– Sí, porque yo no creo que los pobres sean delincuentes. Yo creo que la mayoría de los pobres trata de rebuscársela honestamente para vivir cuando tiene una situación difícil. Aparte esto lo vemos en las estadísticas.

– Puede resultar antipático reconocerlo, pero muchos sostienen que la policía es parte del problema, cuando se habla de inseguridad…

– Eso lo decimos nosotros; ellos no se animaron a enfrentarlo. Los que dijimos que la policía era parte del sistema de inseguridad, por eso tomamos las medidas que tomamos, creando Asuntos Internos, con las declaraciones juradas, con examen toxicológico, separando a 13 mil hombres… No hablamos de una purga, esas cosas que se hacen sacando a 1.000, 200, 500, una cantidad y ya está, y dejamos que se autorregule la policía. Casualmente fuimos nosotros los que vinimos a modificar esta situación. Y la policía funcionaba casi en forma autónoma.

– ¿Puede decirse que las mafias estaban también enquistadas en la policía?

– Yo creo que cuando hablamos de mafias, hablamos de las barras de fútbol… Cuando yo veo la cancha de Banfield, en la provincia de Buenos Aires, con público local y visitante, con una platea a la que le sacaron el alambrado, digo: eso es lo que nosotros soñábamos. Y cuando ves a la familia en la foto, digo que es lo que soñábamos… Cuando asumimos había cero derecho de admisión en las canchas de fútbol, por un lado, y por el otro lado, las barras reinaban en los estadios.

– ¿Y eso sigue durante todo el campeonato? ¿En todos los partidos?

– No es en todos los partidos, hay condiciones que nosotros arreglamos con la AFA y la Superliga: que el local quiera recibir; que el visitante que viene haga buena letra, sabiendo que no vas a tener un problema dentro del estadio. Se toman ciertos parámetros, y en la medida que fuimos avanzando, empezamos con un partido por fecha, dos partidos… Hay que pensar que el 70% del fútbol se juega en la provincia de Buenos Aires, que la Copa Argentina se juega casi en su totalidad ahí.

– Hubo una gran polémica con las pistolas Taser a nivel nacional…

– Nosotros fuimos los primeros en comprarlas, pero para un grupo especial, que es el Halcón. Fuimos los primeros. La autorización partió de un expediente que hizo el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, que fuimos autorizados a traerlas. Pero nosotros las usamos para tomas de rehenes, creemos en esa situación, donde sino habría que utilizar un arma de fuego, y estamos haciendo un protocolo con doctrina de la policía, para que quede estandarizado.

– Ustedes suelen poner énfasis en el incremento del secuestro de droga durante esta gestión. Pero los hermanos Galmarini cuestionaron esa información preguntando donde están las pastillas y la cocaína…

– En Tigre nosotros hemos secuestrado un 140% más de paco, y un 100% más de cocaína. Justamente en Tigre. Eso es lo que pasa, que también la cocaína, el paco y las pastillas aumentaron. Las pastillas enormemente, tal vez no se supieron informar… Lo que aumentó fue el secuestro de droga; lo que pasa es que cuando se queman 20 mil pastillas, es una bolsa. No es lo mismo que cuando quemamos 5.000 kilos de marihuana, o 500 kilos de cocaína. Lo que uno ve es el volumen de la quema… Lo mismo el LSD, son cartones muy chiquititos, y también se quema. Más de 40 mil toneladas de droga se quemaron en la provincia de Buenos Aires.

– Malena Massa dijo que “quemar marihuana no es combatir el narcotráfico”…

– No sabía que era especialista en eso Malena… Ella tal vez tenga una posición con la marihuana, y otras cosas, que yo no sé, pero tirar los búnkers abajo, haber metido presos a muchos más que otros, cuando quieran lo debato… La verdad que hace muy poco yo escuché declaraciones de Sergio Massa, en el programa de Mirtha Legrand, donde dijo: “Nosotros no podemos discutir la lucha contra el narcotráfico”. Podemos discutir toda la provincia, pero también Tigre, donde seguramente tienen mayor conocimiento, o San Isidro… Ellos son de esa zona, donde yo les puedo dar los números, no solamente de la marihuana, sino de la cocaína, del paco, del LSD; de la cantidad de bandas, la cantidad de búnkers -hemos demolido casi 140-, y no solamente los búnkers, también lo que hicimos en Nordelta y alrededores, con secuestros. Y en cuanto a detenidos, en 9 años de federalización de drogas, fueron 5.300; y en tres años y medio nosotros detuvimos a 7.000. Eso habla a las claras de la pelea que se le da al narcotráfico. Me parece que dar una discusión de ahí es un error hasta si se quiere político.

– Ya que hablamos de Massa, ¿qué piensa del acercamiento que tuvo al kirchnerismo?

– Para mí, la verdad que es un enorme paso atrás. Pero es una decisión de él y de su familia.

– ¿Qué significa el hecho de que la gobernadora haya tenido que vivir toda esta hasta ahora primera gestión en una base militar?

– Haber dado una lucha muy importante, y tener en cuenta que sus hijos estudian en un lugar que es Morón, que tienen a sus amigos ahí; privilegiar a sus hijos, y la seguridad no solamente de la gobernadora, que ha demostrado tener un coraje como pocos en la Argentina para pelear contra las mafias, contra la corrupción y para pelear básicamente contra el narcotráfico.

– ¿Y qué opinión le merece que el presidente del PJ bonaerense haya minimizado lo que la llevó a vivir ahí?

– Es la forma que tienen de ver la vida: minimizamos el narcotráfico, minimizamos las amenazas, es la forma que tuvieron mucho tiempo de gobernar a la Argentina. Minimizando lo que pasaba, entonces te decían que “la droga está de paso” y que las mafias no existían. Lógicamente lo siguen minimizando, porque quiere decir que si llegaran a volver en algún momento, van a volver a estar las mafias a la orden del día; las mafias en el fútbol otra vez mandando en la tribuna; vamos a volver a que “la droga está de paso”, y va a volver el “Pata” Medina a regir la UOCRA de La Plata.

– ¿Usted sufrió amenazas durante su gestión?

– Sí, muchas fueron públicas y otras no. En el caso de María Eugenia, eso está en investigación: se encontró un cartucho 12.70 y violentada una de las entradas de la casa por detrás y tejas rotas. Habían entrado. ¿Pero no tenía seguridad? Sí, tenía seguridad y los policías habían ido; cuando se les secuestran los teléfonos y se escuchan los audios, había frases como “el sábado explota todo”. En los teléfonos había fotos de María Eugenia y su familia, mía y de mi familia y de (el jefe de Gabinete bonaerense) Federico Salvai y de su familia. Y después dice (el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray) “me tirotearon”. La verdad que no tiene ninguna denuncia de eso y si eso hubiera sucedido, acá tienen un ministro que no importa el color político. Y esto lo saben Sergio Massa y Malena, después de que tuvieron el problema en su casa (que fue intrusada por un gendarme que fue condenado), cuando a los policías que le habían avisado y querían resguardarlos, los echó el régimen kirchnerista en la provincia de Buenos Aires. Lo sabe Roberto Baradel, cuando amenazaron por mail a su familia, y yo atendí su problema; cuando hubo asaltos dentro del country donde vive el intendente de Esteban Echeverría, me llamó y yo actué. Me parece que el límite de la especulación cuando vienen elecciones no puede ser tan grande, porque la verdad que yo estoy contando esto porque sale ahora y lo dicen, pero me parece que hay que tener un poco de decoro: discutamos las ideas.

– Durante esta campaña, un exintendente -Fernando Espinoza- también habló de un incremento en los secuestros exprés.

– Es un ignorante, o no mira las estadísticas, que en la Argentina las brinda la Unidad Fiscal de Secuestros Extorsivos. Es pública. Lo dijo el fiscal Santiago Marquevich: entre el primer semestre de 2015 y el primer semestre de 2019, en la provincia de Buenos Aires los secuestros exprés disminuyeron un 85%. No lo dije yo, lo dijo él, que es el encargado, y además publicó todas las estadísticas desde 2002 a la fecha. O sea que yo no tengo que contestar. Es lo que te quieren exportar: el modelo La Matanza a toda la provincia de Buenos Aires.

– Yo no he escuchado a Axel Kicillof hablar de seguridad, puntualmente, pero…

– Yo tampoco.

– ¿Tiene alguna información sobre su plan de seguridad?

– La verdad que no sé cuál es su referente de seguridad en la provincia de Buenos Aires, qué piensa sobre el narcotráfico, de las mafias, de las barras… Si me tengo que agarrar de lo que hicieron, ya lo sé, pero hoy yo no sé lo que ellos piensan de seguridad.

– Usted dijo que él no conoce los datos duros de la provincia. ¿En qué se basa?

– Lo que dije es que no conoce que se cambió el sistema de denuncias…

– Pero los datos duros a nivel general de la provincia.

– Yo creo que él hace generalidades sin abordar los temas con seriedad. ¿Qué van a hacer? ¿Van a dejar de pedirles (a los policías) la declaración jurada; van a volver a los cuatro meses de entrenamiento; no van a tener más gastos en chalecos? ¿Qué tipo de patrulleros les van a comprar; cuál es la idea que tienen con el predelictual? ¿Sacarán el ascenso por mérito y por examen; Asuntos Internos volverá a manos de la policía; la administración de la policía estará en manos de un civil, o volverá a manos de un policía como estaba con ellos?… En realidad no sé lo que ellos piensan.

– Muchos intendentes de la oposición minimizan el tema de las obras que hace la provincia. De hecho, Kicillof ha dicho por ejemplo que la gobernadora habla de 1.800 obras y que fueron muchas menos y en general se las atribuyen los intendentes…

(Piensa) – …El sol no existe. Qué se yo, no se le puede contestar a alguien que no conoce la provincia de Buenos Aires… Bueno, fíjate que capaz la ruta 7 es una ilusión, la 8, la 9, la 5, la 51, la 6… Capaz que arroyo El Gato es una ilusión; capaz que lo que se está haciendo en el río Luján es una ilusión… Y así podríamos agarrar la autopista Buenos Aires-La Plata y bajar en cualquier puente y ver a 20 cuadras qué obra tenemos… Capaz que las cloacas de Don Torcuato son una ilusión… Hay un trabajo que está a la vista. Pero este es el desconocimiento que tienen de la provincia que había. La provincia que él tenía no pagaba sueldos; tenía la coparticipación más baja de la historia; no hacía obras; no tenía 911; no tenía servicio de emergencia de ambulancias… Y ellos fueron parte de eso: 28 años, por un lado o por el otro. Y hoy están todos juntos de nuevo, y dejaron a la provincia así, destruida, quebrada, oscura, con mafias, con una policía que no podía actuar. Esto es lo que dejaron; nadie se puede olvidar de esto.

– Lo llevo a su próximo destino: si ganan las elecciones, usted va a presidir la Cámara de Diputados. ¿Es consciente de que deja una papa caliente para agarrar una que no es menos caliente?

– Son distintas cosas. Una tiene que ver con la seguridad, que es un trabajo diario, y otra la construcción de herramientas para un gobierno, que son las que uno tiene que lograr a partir de consensos, de negociaciones… Es un trabajo que ya me tocó hacer en la Ciudad de Buenos Aires, y fui diputado nacional durante 4 años, así que conozco y creo que un vez terminadas las elecciones, ahí veremos cuál es la agenda parlamentaria que tenemos; hay que construirla con la mayor cantidad de voluntades posibles.

– Va a tener una Cámara de Diputados más complicada que la actual…

– Es posible, yo entiendo que hay muchos diputados que tuvieron experiencia de gobierno, otros que tienen que ver y están relacionados con gobernadores, que eso hace que tengan responsabilidad de gobierno, y al momento de sancionar herramientas es importante de dónde es cada uno. No es imposible, la verdad que a nosotros nos tocó gobernar la Ciudad de Buenos Aires con 24 diputados sobre 60 y pudimos sacar leyes importantes. Hay que trabajarlas, consensuarlas.

– ¿Qué opina de la gestión Monzó?

– Que ha hecho muchísimas cosas bien, ha trabajado con consenso. Que ha logrado cosas importantes para el gobierno.

– ¿Y qué representa la incorporación de Pichetto para el espacio?

– Un hombre de Estado, Miguel hace casi 30 años que está en el Congreso; lo conozco mucho y me parece que es un gran aporte para el espacio, que lo amplía, que le da otra mirada, y ojalá que si nos toca a uno estar en Diputados y otro en el Senado, seguramente vamos a trabajar muy bien juntos.

– ¿Qué fue lo mejor de la gestión María Eugenia Vidal en materia de seguridad?

– No haber perdido el eje de lo que nos comprometimos el primer día, de haber hecho la primer reforma y la segunda. No haber perdido el eje nos permitió bajar en lo que tiene que ver con el delito complejo muchas estadísticas. Como es el homicidio, como es el secuestro, como es el robo automotor. Y principalmente un dato que mide la criminalidad en el mundo, el homicidio doloso: haberlo bajado casi un punto por año desde que nos hicimos cargo, para mí es muy importante.

– ¿Y qué autocrítica hace usted de su gestión? ¿Qué le faltó?

– Lo que pasa es que las transformaciones en seguridad se ven en el tiempo. Cuando nosotros llegamos cambiamos la currícula para preparar mejor a los policías. Eso fue en el año 2016; ahí tomamos gente que en los años 2017 y 2018 estuvo estudiando, y que recién en 2019 está en la calle. Con lo cual, para ver a esa policía formada, entrenada y capacitada van a pasar años; por eso es importante no perder el eje, por eso me gusta decir que vamos a seguir haciéndolo, vamos a seguir con esta currícula que está legitimada por el Ministerio de Educación. Estos son los cambios serios que vinieron para quedarse toda la vida. Errores debo haber tenido un montón, pero fueron siempre tratando de hacer y mejorar la calidad del servicio de seguridad para los bonaerenses.

Fuente: Parlamentario

Related Articles

Leave a comment

Search

Noticias Baires 2018 . Todos los derechos reservados

Back to Top