Europa aporta fondos para que Turquía frene a los refugiados

Internacional 0 Comment

Un plan por 3.000 millones de euros.Los gobiernos europeos buscan con desesperación la forma de parar la llegada de refugiados, que ya pasó del millón en lo que va de año y de los cuales más de 800.000 llegaron por Grecia tras salir en pequeños gomones desde Turquía. Más de 3.000 murieron por el camino.

La Unión Europea pagará 3.000 millones de euros a Turquía, un país que la propia Europa considera que viola los derechos humanos, para que Ankara cierre la puerta a los refugiados.

Los gobiernos europeos buscan con desesperación la forma de parar la llegada de refugiados, que ya pasó del millón en lo que va de año y de los cuales más de 800.000 llegaron por Grecia tras salir en pequeños gomones desde Turquía. Más de 3.000 murieron por el camino.

La prioridad europea absoluta es parar la llegada de refugiados, que está alimentando a los populistas de derechas y convirtiendo en populistas de derechas incluso a gobiernos supuestamente socialdemócratas. Pero la llave de la puerta de los refugiados la controla el presidente turco Erdogan.

Así que en plena alerta antiterrorista Bruselas puso ayer la alfombra roja a Erdogan, que decidió no venir y envió a su primer ministro Ahmet Davutoglu.

Según la versión oficial la cumbre dio resultados. Europa pagará esos 3.000 millones –que por ahora no existen-, eliminará en el otoño de 2016 la exigencia de visa a los ciudadanos turcos que viajen a Europa -aunque se requiere el apoyo unánime de los 28 y varios países no parecen muy dispuesto a aceptarlo- y abrirá ya un capítulo de las negociaciones de adhesión de Turquía a la UE, una incorporación que muchas capitales rechazan. Las negociaciones llevan décadas bloqueadas y anoche Chipre, Grecia y en parte Francia recordaron que su postura no ha cambiado.

A cambio, Turquía debe parar o al menos frenar la salida de refugiados y firmar un acuerdo de readmisión de migrantes irregulares. Consiste en que Turquía acepte las deportaciones desde Europa de cualquier inmigrante sin derecho a asilo que haya pasado por Turquía, sin importar su nacionalidad.

El primer ministro turco dijo en conferencia de prensa que Turquía aceptaba el plan –y el dinero- pero que no podía prometer más: “me gustaría decir que el número de migrantes bajará, pero no podemos porque no sabemos lo que pasará en Siria”. El dinero europeo debe ir a mejorar la situación de los más de dos millones de refugiados presentes en Turquía, pero los europeos no tienen ningún mecanismo para saber a dónde va el dinero y algunos anoche decían que se negarían a “firmar un cheque en blanco”.

La necesidad del acuerdo hace que la UE guarde silencio sobre la deriva autoritaria turca. No hubo referencias ni a la represión de los kurdos, ni a las graves violaciones de la libertad de expresión ni al papel ambiguo de Turquía con el ISIS. Una periodista kurda preguntó anoche a Angela Merkel: “¿han hablado con Turquía sobre derechos humanos?”. “No mucho”, confesó la gobernante alemana.

El griego Alexis Tsipras salió de la cumbre y agarró el celular. Soltó cuatro tuits que dejan ver que los acuerdos son muy frágiles. Recordó al primer ministro turco las violaciones del espacio aéreo griego por parte de cazas turcos –más de 2.000 en 2014 y más de 1.400 este año hasta agosto- y dijo que Atenas gasta miles de millones en medios militares para impedir esas violaciones de su espacio aéreo, mientras Turquía también gasta esa plata en medios para poder hacerlas y nadie gasta lo suficiente para rescatar a los refugiados en el mar.

Fuente: Clarin

Related Articles

Leave a comment

Search

Noticias Baires 2018 . Todos los derechos reservados

Back to Top